martes, 20 de abril de 2010

VOLCÁN ANTISISTEMA


¡Vaya mierda –con perdón– de sistema económico que tenemos! Los especuladores de turno lo sumen en la miseria con unas cuantas hipotecas basura, y las cenizas de un volcán, en un pispás, apagan el fuego de los mercados.
En estos días, no es el comunismo el fantasma que recorre la vieja Europa y hace tambalear al capitalismo –como afirmaba Marx, Carlos, no Groucho–, sino un tal Eyjafjallajkull –¡vaya nombrecillo!–, al que le ha dado por eructar, digo eruptar, y echar cantidad de cenizas a la atmósfera, paralizando así la navegación aérea, o lo que es lo mismo, gran parte del desplazamiento humano intercomunitario, e incluso mundial. Millones de pérdidas diarias para las empresas privadas de aviación que ya están pidiendo subvenciones a papá Estado, es decir, a nuestros bolsillos. ¡Maldito "volcán antisistema"!