viernes, 7 de enero de 2011

EL LEÓN, LA AVESTRUZ Y LOS PROBLEMAS

Los hechos "en bruto" no existen, siempre están acompañados de una o varias interpretaciones. Interpretar el hecho de una u otra manera va a depender de numerosos factores, pero destaco dos de ellos: la información que de él tengamos y de los prejuicios que nos acompañen. Ojalá que en este año que comienza no seamos demasiado "leones"; fortalezcamos, pues, la información y reduzcamos los prejuicios, seguro que esto redundará en una mayor apertura, creatividad y búsqueda de las "raíces"... junto con las "avestruces".

3 comentarios:

Juan Carlos Partidas dijo...

Una buena lección nos han dado estos animalejos. :)
Un gran saludo y todo lo mejor para este año que recién comienza.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Tiene sentido.

Porque en realidad las avestruces no esconden la cabeza en la arena cuando se ven amenazadas. Si hicieran eso, hace mucho que se hubieran extinguido. Sería muy fácil para las fieras atraparlas.

Por otro lado:

«Nada es verdad, nada es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira», dijo Ramón de Campoamor

Cuanto menos información tenga alguien sobre un tema cualquiera, más disparatadas serán sus reflexiones y conclusiones.

victoria eugenia dijo...

Muy bueno el chiste de la avestruz. Mis felicitaciones. Saludos.