jueves, 22 de abril de 2010

22 ABRIL, DÍA INTERNACIONAL DE LA TIERRA


Siempre es adecuado, conveniente, necesario, recordar y tener presente que "la tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos". Coloco más abajo un par de artículos muy interesantes al respecto. ¡FELICIDADES MADRETIERRA!

Día Internacional de la madre Tierra (Pachamama). Originalmente esta conmemoración se denominó Día de la Tierra, celebrada por primera vez el 22 de Abril de 1970 en los EE.UU, por iniciativa del Senador Gaylord Nelson, adhiriendo en principio a la misma, Canadá y Europa Occidental. Con el devenir del tiempo y producto de la difusión realizada por distintas entidades tuvo una adopción universal.
La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que declara el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra. (Eart Day). Leonardo Boff (teologo), en reunión con la Asamblea General de la ONU, apoyó la petición de declarar el día 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra. El Presidente de Bolivia, Evo Morales presentó los argumentos políticos y Boff las razones éticas y humanísticas. La petición fue aprobada por unanimidad.
El día 22 de abril de 1990 se reconoce como día internacional de la Madre Tierra, para recordar al ser humano la obligación de preservar y respetar la riqueza natural con la que comparte el planeta.
La resolución adoptada por la Asamblea General advierte en sus dos páginas que la Tierra y sus ecosistemas son “nuestro hogar”, por lo que el ser humano debe llegar a un equilibrio justo entre la naturaleza y las necesidades económicas.
“Ha llegado el momento de reconocer que la Tierra no nos pertenece, sino que nosotros pertenecemos a la Tierra”
Una jornada para “sacudir a la clase política y forzar el debate a nivel nacional” sobre el medio ambiente.
Tal como está, la Tierra no puede continuar. Tenemos que cambiar nuestras mentes, nuestros corazones, nuestro modo de producción y de consumo, si queremos tener un futuro de esperanza. La solución para la Tierra no nos va a caer del cielo, sino que será el resultado de una coalición de fuerzas en torno a una conciencia ecológica integral, unos valores éticos, unos fines humanísticos y un nuevo sentido de ser. Sólo así honraremos nuestro Hogar Común, la Tierra, nuestra grande y generosa Madre.

Earth Day en varias lenguas :
Afrikaans: Gelukkige Aard Dag
Arabic: Yawm El-Ard (Arabic Letters) يوم الأرض
Dutch: Tag Der Erde
Bulgarian: Den Na Zemyata
Cherokee: DPPDI RGAZ TS
alihelisdi elohino iga (ah-lee-hêh-lee-sûh-dee êh-loh-hee-no ee-gah)
Chinese: (Chinese Characters) 地球日
Creole: Bòn Fèt Latè”
Croation: Sretan Zemlja Dan
Czech:Šťastný Doupě Čas
Danish: Heldig Forbinde Med Jorden Dag
Filipino: (Tagalog) Maligayang Araw ng Kalikasan
Finnish: Iloinen Kätkeä Maahan Aika
French: Bonne Journee De La Terre
German: Glücklicher Masse Tag or Tag der Erde
Hawaiin: malama aina (respect earth)
Hungarian: Föld Napja or Boldog Föld Napját
Icelandic: Hamingjusamur Jörð Dagur
Indonesian: Hari Bumi
Italian: (happy) Felice Giorno Della Terra (Giornata della Terra)
Modern Italian: Terra-Day
Japanese: Asu dei Omedetou or Chikyuuno Hi Omedetou-
Modern Japanese: Happii Aaasudei
(Japanese Characters- Katakana) “Happii Aaasudei”
幸せなアースデ アースデイ
Korean 1: ji gu ui nal eul chook ha ham ni da.
(Korean Characters) . 지구의 날을 축하합니다
Korean 2: hang bok han ji gu ui nal dae se yo
(Korean Characters)행복한 지구의 날 되세요
Latin: Gauisus Terra Dies
Malagazy:(Madagascar) Mirary fifaliana ho an’izao tontolo izao
Myanmar: is “kabar myay NAY
Norwegian: Glade Jord Dag
Papiamentu: (Netherlands Antilles) Felis dia di tera
Polish:Zadowolony Ziemia Dzień
Portuguese: (Brazil) Dia Da Terra Or Literal Alegre Terra Dia
Portuguese: (Portugal) – Dia Da Terra
Punjabi: Zameen Da Din:
Romanian: Fericit P?mînt Zi Or Ziua Pamantului
Russian: Den Zemli (Russian Characters) Счастливый День Земли also Счастливый Земля День
Serbian: Srećan Zemlja Danje Svetlo
Slovenian: Vesel Zemlja Dan
Spanish: (Latin American) Feliz Día del Planeta Tierra
Spanish: El Día De La Tierra
Swedish: Glad Jord Dag
Tagalong: Araw ng Kalikasan or Araw ng Daigdi Mundo Kalikas
Turkish: is Dünya Günü
Turkish: Mutlu Yerküre Gün
Urdu (Pakistan-): Zameen Ka Din
Uzbek: Yer Kuni : “Ер Куни”
Waray: Kaadlawan han kalibutan
Welsh: ‘N Ddedwydd Briddo Ddiwrnod
Yoruba (Nigeria) Ojo Ile Aiye

El siglo de los derechos de la Madre Tierra
La afirmación más impactante del discurso del presidente de Bolivia Evo Morales Ayma en la Asamblea General de la ONU el día 22 de Abril, al proclamar este día como el Día Internacional de la Madre Tierra, tal vez ha sido la siguiente: «Si el siglo XX es reconocido como el siglo de los derechos humanos, individuales, sociales, económicos, políticos y culturales, el siglo XXI será reconocido como el siglo de los derechos de la Madre Tierra, de los animales, de las plantas, de todas las criaturas vivas y de todos los seres, cuyos derechos también deben ser respetados y protegidos».
Aquí ya nos encontramos ante el nuevo paradigma, centrado en la Tierra y en la vida. Ya no estamos dentro del antropocentrismo que desconocía el valor intrínseco de cada ser, independientemente del uso que hiciéramos de él. Crece cada vez más la clara conciencia de que todo lo que existe merece existir y todo lo que vive merece vivir.
Consecuentemente, debemos enriquecer nuestro concepto de democracia en el sentido de una biocracia o democracia sociocósmica porque todos los elementos de la naturaleza, en sus niveles propios, entran a formar parte de la sociabilidad humana. ¿Serían nuestras ciudades todavía humanas sin las plantas, los animales, los pájaros, los ríos y el aire puro?
Hoy sabemos por la nueva cosmología que todos los seres poseen no solamente masa y energía. Son portadores también de información, poseen historia, se vuelven complejos y crean órdenes que comportan un cierto nivel de subjetividad. Es la base científica que justifica la ampliación de la personalidad jurídica a todos los seres, especialmente a los vivos.
Michel Serres, filósofo francés de las ciencias, afirmó con propiedad: «La Declaración de los Derechos del Hombre tuvo el mérito de decir ‘todos los hombres tienen derechos’ pero el defecto de pensar que ‘sólo los hombres tienen derechos’». Costó mucha lucha el reconocimiento pleno de los derechos de los indígenas, de los afrodescendientes y de las mujeres, igual que ahora está exigiendo mucho esfuerzo el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, de los ecosistemas y de la Madre Tierra.
Así como inventamos la ciudadanía, el gobierno de Jorge Viana en el Estado de Acre acuñó la expresión florestanía, es decir, la forma de convivencia en la cual los derechos de la floresta son afirmados y garantizados.
El presidente Morales solicitó a la ONU la elaboración de una Carta de los derechos de la Madre Tierra cuyos tópicos principales serían: el derecho a la vida de todos los seres vivos; el derecho a la regeneración de la biocapacidad del Planeta; el derecho a una vida pura, pues la Madre Tierra tiene el derecho a vivir libre de contaminación y de polución; el derecho a la armonía y al equilibrio con y entre todas las cosas. Y nosotros añadiríamos, el derecho de conexión con el Todo del cual somos parte.
Esta visión nos muestra cuán lejos estamos de la concepción capitalista, de la que hemos sido rehenes durante siglos, y según la cual la Tierra es vista como un mero instrumento de producción, sin propósito, un reservorio de recursos que podemos explotar a nuestro gusto. Nos faltó la percepción de que la Tierra es verdaderamente nuestra Madre. Y la Madre debe ser respetada, venerada y amada.
Fue lo que afirmó el presidente de la Asamblea, Miguel d’Escoto Brockmann, al cerrar la sesión: «Es justísimo que nosotros, hermanos y hermanas, cuidemos de la Madre Tierra pues ella, al fin y al cabo, es quien nos alimenta y sustenta». Por eso, apelaba a todos para que escuchásemos atentamente a los pueblos originarios. A pesar de todas las presiones en contra, ellos mantienen viva la conexión con la naturaleza y con la Madre Tierra y producen en consonancia con sus ritmos y con la capacidad de aguante posible de cada ecosistema, contraponiéndose a la rapiña de las agroindustrias que actúan sobre toda la Tierra.
La decisión de acoger la celebración del Día Internacional de la Madre Tierra es más que un símbolo. Es un giro total de nuestra relación con la Tierra, escapando del patrón dominante que puede llevarnos, si no hacemos transformaciones profundas, a nuestra autodestrucción.
Leonardo Boff