martes, 19 de febrero de 2008

EL MANEJADOR, EL DEDO Y LA LUNA

Para qué nos vamos a engañar: quien paga manda, quien manda maneja y quien maneja es el que tiene el poder. En la base de la pirámide nos pegamos de hos..., en las tertulias de la radio o en los debates de la televisión también, en las campañas electorales no digamos, incluso en el parlamento se ven algunos enfrentamientos; pero los anunciantes, los que ponen la publicidad y con ello el dinero que mantiene a estos medios y a las campañas políticas, son los mismos; ellos no se enfrentan, en todo caso se fusionan para tener más poder. Un viejo proverbio oriental dice que cuando el sabio señala la luna, el necio mira el dedo; ojalá que no nos quedemos en la necedad del "dedo" y nos remontemos hasta la raíz de los problemas, hasta la sabiduría de la "Luna".

1 comentario:

Jan dijo...

Ay ay, ay... y la gente por ahí pensando que tiene toda la razón.