martes, 2 de septiembre de 2008

FERNANDO GARCÍA DE CORTAZAR, UN HISTORIADOR QUE MIRA AL FUTURO

“Los pueblos no tienen esencia, tienen historia”

Este jesuita es, posiblemente, el historiador más conocido de este país. Fernando García de Cortázar ha entrado en miles de colegios, casas y bibliotecas con libros como Breve Historia de España, Breve historia del siglo XX o Historia de España: de Atapuerca al Estatut. Aunque es vasco de pura cepa –para entendernos, porque no creo que le gustase esta expresión–, es declarado enemigo de los mitos identitarios y un firme defensor de la idea de España. Por encima de todo, su trabajo busca entender y hacer entender a la mayor cantidad de gente posible. Siempre aspira a hacer libros frescos. Libros para que no se apolillen cubiertos por el polvo de la historia.

"People have no essence, have a history"

Jesuit This is possibly the best known historian of this country. Fernando Garcia de Cortazar has entered into thousands of schools, homes and libraries with books such as A Brief History of Spain, Brief history of the twentieth century or History of Spain: the status of Atapuerca. Although it is basque pure-strain to understand, because I do not think he likes this expression, is declared enemy of the myths of identity and a strong advocate of the idea of Spain. Above all, his work seeks to understand and make it clear to as many people as possible. Always aims to make books cool. Books for apolillen not covered by the dust of history.


Fernando García de Cortázar Ruiz de Aguirre. En lugar de tarjeta de visita, usted debe tener un tríptico...
Es el problema de algunos apellidos vascos, que son muy largos.

Es usted de Bilbao. Su RH será negativo, por supuesto…
No, no lo es. Me gustaría tener sangre más mestiza.
Es usted, además de historiador, teólogo y jurista. ¿Afán de coleccionista o que el saber no ocupa lugar?
Aunque soy doctor en Teología y licenciado en Derecho, no me siento ni teólogo ni, mucho menos, jurista.
Sabiendo tanto de historia, ¿no se pierde la fe, al menos en el ser humano?
No tiene por qué. Puede haber algún problema cuando se conoce la historia de la Iglesia, que, en fin… Entran muchas dudas. Pero dudar forma parte de la fe, también.
Para entender España, los conocimientos de metafísica deben de venir muy bien. A veces, uno piensa incluso que el dominio de la kábala o la nigromancia sería útil.
Para comprender un país lo que es importante es conocer su historia. Los pueblos no tienen esencia, sino historia. En ese sentido, ni la metafísica ni, mucho menos, la kábala o la nigromancia sirven para nada.
Hablando de multidisciplinariedad: ¿Cómo se llevan la historia y la memoria?
La memoria, a no ser que sea colectiva, no tiene nada que ver con la historia. Es un fenómeno individual, mientras que la historia aspira a la producción de ciencia. En ese sentido, memoria histórica es, en gran medida, un término contradictorio.
A usted, ¿cuál de las dos Españas le hiela el corazón?
Aborrezco la España del terror y la de los que odian a España.
Brenan hablaba del laberinto español. ¿Cuál sería el hilo de Ariadna para salir de él?
(Duda) No sé muy bien qué contestarle. Si hablamos de historia de España, habría que apretar el acelerador en el conocimiento de esa historia y huir de fanatismos y esencialismos.
Ha contribuido a destruir el mito de que la historia no es algo que le interese al gran público. ¿Cuál es la incógnita que despeja la ecuación escribir historia y vender?
Los historiadores debemos saber de historia, pero también saber contarla. Si no, es mejor no escribir sobre ella. Por otra parte, debemos tender hacia las grandes síntesis, y no tratar de responder a preguntas que no interesan a nadie. Además, hay que hacer historia desde el presente, y para el ciudadano.
Entre sus numerosos libros, me llama mucho la atención el de Fotobiografía de Franco. De historia anda bien, pero de estética…
Bueno, el libro es un intento de acercar la historia a la gente, de renovar el tratamiento de la materia. Dicho esto, es verdad que Franco no era especialmente fotogénico.
Otro libro suyo es Breve historia del siglo XX. Un amigo mío no se lo quiso leer porque dice que le basta con la letra del tango Cambalache.
No recuerdo ahora esta letra. Hay gustos para todo y la música puede servir también para hacer síntesis históricas, por supuesto.
Su último libro es Historia de España desde el arte. ¿A qué se parece este país: al cubismo de Picasso, a la España negra de Goya, al realismo de Antonio López…?
Yo creo que al realismo de Antonio López. Una cosa de la que pienso que hay que estar orgulloso es del verismo justiciero de la pintura española: Nuestros grandes pintores nunca se prestaron al halago fácil al poder y ahí están cuadros como La familia de Carlos IV, de Goya, que retrata a la familia real poco menos que como una panda de estólidos.
No sé si se puede pedir a un historiador que haga de futurólogo: ¿Cómo ve a este país dentro de 20 años?
Dejemos el futuro del país a nuestros hijos. Yo lo que ahora reivindico es que nos dejen aprovechar las enseñanzas de la historia en el presente y que se tenga más presente a la historia.