miércoles, 16 de marzo de 2011

OTRA VEZ LAS NUCLEARES: FUKUSHIMA O EL SER O NO SER.

Hace menos de un mes –en la entrada del 21 de febrero– comentábamos lo que estaba ocurriendo en España con las centrales nucleares y la política pro-nuclear que existía en el ambiente. Con el accidente nuclear de Fukushima las opiniones están virando 180º, no sólo en España, sino en todo el continente europeo, e incluso más allá. El lobby nuclear se empeña en hacernos creer lo que la Naturaleza o los fallos humanos –¡gracias a Dios, seguimos teniendo fallos!– se empeñan en desmentir. No todo lo que el hombre técnicamente pueda realizar es bueno, y yo creo que la energía nuclear, hoy por hoy, entra dentro de esta categoría de "mala": es cara –si no estuviese subvencionada no sería competitiva–, es sucia (no emite CO2 pero crea residuos altamente peligrosos que persisten miles de años), hipoteca a las generaciones futuras, está concentrada en pocas manos e hipercentralizada en unas pocas centrales nucleares –no es "democrática"–, es incontrolable y potencialmente destructiva.
Si quieres más información, aquí.