lunes, 22 de marzo de 2010

KIT KAT. EL CHOCOLATE CRUJIENTE QUE DESTRUYE LOS BOSQUES.


En un mundo globalizado suceden a menudo cosas como éstas, por eso hay que estar "al loro" para que nuestro consumo no nos consuma (a nosotros y al planeta): comercio justo, productos ecológicos, consumo local, autoproducción, cooperativas de consumidores-productores..., es la solución. Y por supuesto, evitar lo superfluo.
Para ciberactuar: Greenpeace.