lunes, 26 de enero de 2009

MANUEL RIVAS: EL ESCRITOR Y SU ESCALERA.


Manuel Rivas, escritor y periodista indie
“Galicia es un país portátil”

Juan Ignacio Cortés. 21 RS.
Pese a lo serio que pueda parecer en sus escritos, Manuel Rivas es un conversador muy divertido. Su último libro, titulado A cuerpo abierto, es una recopilación de sus artículos en la última de El País de los sábados. En ellos aborda temas como la ecología, la Memoria Histórica, Galicia. Sentimos defraudar a las lectoras: el libro no incluye fotos de cuerpo entero, pese a que en las clasificaciones del sex appeal de los literatos, Rvas figura en alto y merecido lugar. Citar los premios que atesora dentro y fuera de España sería imposible en este espacio y, si a alguien de los lectores no le gusta leer –hay gente así de contradictoria–, puede conocer su obra a través de las películas "La lengua de las mariposas" y "El lápiz del carpintero".


Todo lo que escribe suele ser tan serio que resulta un poco intimidante ponerse a preparar una entrevista, digamos… ligera con usted.
No, hombre. Yo soy del partido de la risa, que decía Voltaire que era el mejor partido.
Es usted gallego, pero parece tener muy claro si sube o si baja la escalera.
El famoso problema del gallego y la escalera es el tercer hombre.
¿Qué tiene que ver Orson Welles con esto?
En esta historia hay tres personajes: el gallego, la escalera y el que no sabe si sube o si baja, que no es el gallego, sino el otro (risas).
Buena parte de su obra está dedicada a Galicia.
Para mí Galicia es una metáfora del mundo. Allí tenemos lo mejor y lo peor (risas).
¿Le gusta el Gobierno gallego actual o contra Fraga se vivía mejor?
Con el Gobierno actual tengo, como diría Camoens, “un contentamento descontente”.
Seguro que alguna vez le han tentado con propuestas laborales en Madrid. ¿No las aceptó por miedo a perder la galleguidad?
No, no... Galicia para mí es un país portátil. En mi identidad también hay un emigrante y hay un náufrago. Pero no me gusta lo del salto del tigre, que era como se expresaba en provincias la idea del que salía del casino para conquistar la capital. A mí me gusta ir andando a los sitios.
Vive de hecho en un pueblo pequeño. ¿Le copió la idea a Víctor Manuel?
Yo creo que el mundo está lleno de escaleras y que todas las escaleras se comunican. Hay unas escaleras en el pueblo que van A Coruña, unas en A Coruña que van a Barcelona, otras que de Barcelona me llevan a Madrid… Ya ves que lo de la escalera es una obsesión (risas).
No puede dejar de hacer poesía ni cuando habla.
Voy a ponerme un poco cursi: como decían del ruiseñor, antes que dejar de cantar, dejar de respirar. Para mí, la poesía forma parte del aparato respiratorio.
Socio fundador de Greenpeace España. Imagino que, en su casa, recicla.
Un párroco de Carvalleira decía a una feligresa muy devota y muy guapa: “Mariquinha, todos los santos tienen picha”. Yo procuro reciclar, pero no pretendo ir de santo. Tengo picha, vamos (risas).
Fue uno de los pilares del movimiento Nunca mais. ¿A qué le diría usted nunca más, además de al Prestige?
Yo creo que es muy importante decir no. Decir no, es, además, decir sí. Camus lo explicaba muy bien en El hombre rebelde. Así que vamos a recomendarlo, si le parece, y respondemos de maravilla a esta pregunta.
Alguien decía que quien no es comunista a los veinte no tiene corazón y quien lo sigue siendo a los cuarenta no tiene cabeza. Según eso, usted es poco menos que un descerebrado y Jiménez Losantos un hombre sensato.
Yo sustituiría la palabra comunista por librepensador, sin despreciar la otra. Mi experiencia es que la gente que realmente lo vive en profundidad, se va haciendo más revolucionaria con el tiempo. El problema del otro caso que mencionaba es que no anda bien ni de cabeza ni de corazón.
Dice de usted Javier Rioyo que es un periodista indie. ¿En qué consiste eso?
Es un sinónimo coloquial de hoy en día, que tiene ver con la música y que da una idea de producción artesanal que me gusta mucho.
Dicen que usted y Suso del Toro han revolucionado la literatura gallega.
Bueno, hay más gente. Somos unos 10.000 (risas).
¿Escribir en gallego es una forma de rebeldía o de afirmación de la identidad?
(duda) Es parte de la naturaleza. No responde a una decisión premeditada, consciente, política… Viene de una relación erótica con las palabras que, por supuesto, comparto con palabras en otras lenguas, porque hay que tener amores libres (risas). Pero, claro, el gallego es el primer amor.
Su última novela se titulaba Los libros arden mal. Aún así, ¿quemaría usted alguno?
Pues no. Comparto la idea de Borges, muy interesante, de que incluso el peor libro contiene el mejor libro, porque puedes jugar con las letras como en un puzzle y cambiarlo.


Manuel Rivas, a writer and journalist indie
"Galicia is a portable"

Juan Ignacio Cortés. 21 RS.
Although it may seem as serious in his writings, Manuel Rivas is very amusing conversationalist. His latest book, entitled A body open, is a collection of articles on the latest of the country on Saturday. They addressed such topics as ecology, historical memory, Galicia. Sorry to disappoint readers, the book includes photos of the whole body, whereas the classifications of sex appeal of writers, Rvas high figure and well-deserved place. Citar treasured prizes in Spain and abroad would be impossible in this space, and if someone does not like the readers to read, people are so contradictory, can know his work through the movies "The language of the Butterflies "and" The carpenter's pencil. "


1 comentario:

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Muy interesante la enrevista , había leído un par de libros de este autor ,gracias