lunes, 7 de julio de 2008

A VECES LAS COSAS ENTRAN...

Porque para evitar ciertos acontecimientos no basta con mantener la "puerta cerrada"; y si no que se lo digan a la enfermedad, a la muerte, a la vida... Aun sin que estemos en "casa", ellos dejan su mensaje para futuras, y tal vez próximas, visitas.