jueves, 10 de julio de 2008

AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS


“Dilige, et quod vis fac.” ¡Qué grande era San Agustín!... En muchas cosas. En otras, no tanto, que su visión de la historia dio lugar a una teocracia medieval –no demasiado sana, por no decir nefasta, para el dinamismo espiritual que debe animar a la iglesia– que aún siguen añorando ciertos sectores reaccionarios del catolicismo actual.
Tengo que confesar que he "forzado" un poquito la famosa frase para que encuadre en el mensaje de la viñeta, pero el fondo se sigue conservando: el amor, la caridad, debe estar en el origen de todas nuestras acciones para que sean "buenas", incluido el contraer matrimonio. Moral de actitudes y no de actos, que dirían los especialistas en Teología Moral.

Si callas, callarás con amor,
si gritas, gritarás con amor,
si corriges, corregirás con amor,
si perdonas, perdonarás con amor.

Si está dentro de tí
la raíz del amor,
ninguna otra cosa sino el bien
podrá salir de tal raíz.

Agustín de Hipona