lunes, 26 de mayo de 2008

¿HAY MUERTOS Y MUERTOS?

El atentado en el aeropuerto de Barajas, Madrid, del 30 de diciembre de 2006 se saldó con dos ecuatorianos muertos. Unos días antes se hundió un cayuco cerca de Canarias con 32 inmigrantes dentro, y murieron la mayoría. La repercusión en los medios de comunicación –no digamos ya las consecuencias políticas– fue muy desigual para ambos hechos. ¿Hay diferentes categorías a la hora de valorar las vidas humanas fenecidas, o es que lo que se valora de verdad son las causas que las provocan (teniendo en cuenta el impacto político y mediático): ETA en el primer caso, el mar y un sistema socioeconómico excluyente en el segundo?