martes, 6 de mayo de 2008

AYUDA AL DESARROLLO, ¿DE QUIÉN?

No sé si nuestra "ayuda" como países "desarrollados" a los países "subdesarrollados" (¡hay que ver cuantas palabras entrecomilladas!) se mueve dentro de la esfera de la hipocresía, el cinismo o la esquizofrenia. Lo realmente lamentable es que la llamada "ayuda oficial al desarrollo", en la gran mayoría de los casos, beneficia más a los donantes (sobre todo cuando se hace bajo ciertas condiciones prestatarias) que a los receptores.