miércoles, 14 de mayo de 2008

ALBERT ESPINOSA, APRENDIENDO DEL HUMOR Y DE LA MUERTE

“El humor ayuda a transmitir información”
Muchos de ustedes identificarán la película "Planta Cuarta", en la que se narra la vida de un grupo de niños con cáncer en un hospital, con su actor principal, Juanjo Ballesta, o con su director, Antonio Mercero. Pues les presentamos al padre de la criatura: Albert Espinosa, su guionista, tuvo cáncer entre los 14 y los 24 años. Perdió una pierna, un pulmón y medio hígado, pero transformó eso en ganancia, pues conservó la vida. Se curó y decidió que tenía que contarlo. Albert es un iconoclasta que aspira, en sus múltiples trabajos y en su vida, a desmitificar el cáncer y la minusvalía. Siempre con el humor y la sensibilidad como herramientas. Todo esto y más nos lo cuenta en su recién publicado "El mundo amarillo".