lunes, 31 de enero de 2011

LA CAÍDA DE EGIPTO

¡Cuánto cinismo e hipocresía hay en la política, y más aún en la Política Internacional!
La semana pasada USA apoyaba sin miramientos a Mubarak, una semana después, al ver que la situación es irreversible, le ha retirado ese apoyo que vuelca sobre el pueblo y la oposición. Europa, "no sabe y no contesta", cuando se vea con más claridad hacia dónde se decanta la situación, emitirá su comunicado grisáceo, ambiguo y espúreo (o espurio, que para el caso es lo mismo). No sé qué es peor, si ser hipócritas o cínicos, pero estar en manos de unos o de otros me preocupa en exceso.
Si quieres leer alguna noticia sobre el asunto, esta misma de El País.