viernes, 14 de marzo de 2008

VIERNES SANTO: TODO ESTÁ CONSU... MIDO


"Todo está consumado", una de las últimas frases de Jesús en la cruz, como epílogo de una vida entregada en favor de los que no contaban en la sociedad de entonces (que, curiosamente, son los que siguen sin contar también en la de hoy: pobres, enfermos, presos...). Lo crucificaron aquellos personajes y aquellas estructuras que no querían que las cosas cambiasen, las mismas –aunque con diferentes "collares"– que lo crucificarían hoy si anduviera por este mundo globalizado, pero no en una cruz de madera ni con clavos que taladrarían sus miembros, sino en la cruz de la amorfa indiferencia atravesado por el más lacerante consumismo.