jueves, 2 de febrero de 2012

¡VIVAN LOS RE-CORTES!

Creo que el dibujo lo expresa todo, así que, aunque sea por una vez, me voy a callar para empezar a actuar, porque está demostrado que el cerebro cree que en parte ya ha realizado lo que la lengua ha expresado, es aquello de que "la fuerza se te va por la boca", y no quiero seguir autoengañándome más...
Coloco a continuación un texto interesante de Paco Álvarez Molina, "Yo Acuso". El punto 8 viene "al pelo" con la viñeta. Aquellos que no sean españoles, seguro que podrán realizar una rápida "traducción" a su realidad local simplemente cambiando algunas siglas.
Sí, yo acuso, tomando como ejemplo el título de la carta que Emile Zola dirigió a Felix Faure, entonces Presidente de Francia, que fue publicada en el periódico l’Aurore el 13 de enero de 1898. La carta de Emile Zola, que llevaba el título “J’accuse” se refería a la injusticia que  el gobierno francés estaba aplicando al capitán Dreyfus, judío acusado de alta traición, que más tarde se demostró que no era culpable de lo que se le acusaba. Pablo Neruda utilizó muchos años después este mismo título, siendo senador, en el Congreso Nacional de Chile tras la aprobación de la que se denominó “Ley Maldita”. 


Los que me conocen saben que estoy muy lejos de compararme con Zola o con Neruda, pero creo que la situación que vivimos justifica ampliamente, por lo menos para mí, que considere absolutamente necesario denunciar las injusticias que la ciudadanía sufre con esta crisis y, por ello me permito afirmar: YO ACUSO.

1.- Acuso a la clase política mundial de ser la principal responsable de la crisis económica que estamos viviendo. La ciudadanía ha creído, independientemente de las ideologías, que votar era elegir a los que se comprometían a generar el bienestar de los que votaban por ellos. Lo que constatamos hoy en día es que la clase política mundial no ha sido capaz de responder a sus promesas y se ha doblegado a los intereses de los mercados financieros a los que la ciudadanía no ha votado.

2.- Acuso al FMI, al Banco Mundial, al G20, al G7, a la OCDE, a la UE, y a todos los organismos internacionales, repletos de insignes especialistas, de haber sido incapaces de evitar la crisis económica que la ciudadanía sufre, sabiendo que, actualmente, los dirigentes de estos organismos no paran de dar consignas para que haya recortes y ellos mismos tienen unas condiciones de vida privilegiada que paga la ciudadanía.

3.- Acuso a los bancos centrales de aplicar una política monetaria injusta cuyos nefastos resultados paga la ciudadanía. ¿De dónde viene el dinero que utilizan los bancos centrales?...del país (banco central si se trata de una moneda nacional) o de los países (banco central si se trata de una moneda compartida como el Euro) que generan el dinero que los bancos centrales tienen. Dinero público. En el caso de USA la Reserva Federal presta el dinero a los bancos privados al 0%, y el BCE lo presta al 1%... pero los bancos privados compran deuda pública o prestan ese mismo dinero al 3%, 4%, 6%...o más. ¿Por qué los gobiernos que emiten deuda tienen que pagar más intereses que los bancos privados?...además con un dinero de origen público…Por favor, reflexionemos sobre esta realidad.

4.- Acuso al PSOE y al PP de haber engañado a los votantes que les otorgaron su confianza por haber hecho todo lo contrario de lo que prometieron en sus programas electorales. Los dos partidos mayoritarios en España, desde que tenemos democracia, nos han prometido el bienestar…y a los resultados me remito…Es demasiado fácil comprometerse a hacer cosas y luego utilizar pretextos para decir que hay que hacer lo contrario. Tener conciencia de lo que uno promete implica obligatoriamente saber en función de qué aspectos las promesas pueden ser realidad. ¿Cómo calificar a los que no tienen los medios para hacer lo que prometen? Que cada cual utilice el calificativo que le parezca adecuado.

5.- Acuso a los partidos políticos españoles, sean del color que sean, como responsables de la catástrofe de las Cajas de Ahorros. Me parece simplemente vergonzoso, por no decir otra cosa que, en todas las comunidades autónomas, los partidos políticos, sean del color que sean, se “laven las manos” sobre lo ocurrido, cuando todos sabemos que los Consejos de Administración y los presidentes de las Cajas de Ahorros los nombraban los partidos políticos. Considero que los que no aceptan esta realidad son unos inconscientes peligrosos. Por favor…¡qué se miren en el espejo!

6.- Acuso a los dirigentes de las entidades financieras, bancos o cajas de ahorros, de no sentirse responsables de las decisiones que en su momento tomaron, reclamando además ahora indemnizaciones multimillonarias porque a algunos se les ha despedido…

7.- Acuso a los actuales directivos de las entidades financieras, muchos de ellos siendo los mismos que las han llevado a la delicada situación en la que se encuentran, que sigan teniendo salarios y ventajas que chocan frontalmente con los esfuerzos que se están pidiendo a todos los españoles.

8.- Finalmente acuso a todas las españolas y españoles, entre los que me incluyo, que aceptemos, sin más, la situación que estamos viviendo. No nos engañemos porque, digamos lo que digamos, somos nosotros, todos nosotros, los que permitimos que las injusticias generadas por el modelo económico vigente puedan existir.