lunes, 13 de septiembre de 2010

LA ALEGRE MAZMORRA

Por fin he vuelto a mi querido blog y con mis queridos y queridas visitantes. Intuyo que este curso voy a poder atenderlo y atenderos menos de lo que me gustaría. Ando con algunos proyectos propios –y un poco extraños, todo hay que decirlo– que me van a absorber parte del tiempo que hasta ahora he dedicado a estos menesteres de la web. Pero, como casi todo el mundo, uno elige la mazmorra donde quiere estar confinado, con sus cosas y elementos que lo mantienen entretenido (alegre y despreocupado, afirmaba Unamuno) mientras la vida pasa y nosotros con ella... ¿O no es así?