martes, 8 de junio de 2010

LA HISTERIA DE LOS MERCADOS

"Los mercados están nerviosos quién los tranquilizará, el tranquilizador que los tranquilice buen recortador, digo, tranquilizador será". Los mer-ca-dos (eufemismo(*) para evitar decir: "esos mono y oligopolios cabr... que nos han metido en la crisis, que la siguen manteniendo, que se forran a costa del erario público, hundiendo en la miseria a los pueblos y que se cargan al planeta") están nerviosos, histéricos, ansiosos... Los gobiernos nacionales –y la zona euro en particular– parece que no puede calmarlos, ni tan siquiera sacrificando en el altar mayor del mercado –la Bolsa– el plus social conseguido a lo largo de décadas. Pues bien, si los gobiernos no pueden cumplir esa misión –de las pocas cosas para los que se les elige y ya vemos para qué sirven dentro de este modelo neoliberal– tendrá que ser el "nerviosismo" de cada ciudadano, ciudadana, ruraliano y ruraliana, el que diga ¡¡BASTA!! dando un puñetazo sobre la mesa, o sobre la bolsa, los paraísos fiscales, las transacciones financieras, las grandes fortunas, los sueldos escandalosos –incluidos los de los futbolistas (¡600000 euros a cada jugador español por ganar el mundial! ¡Viva el espíritu patrio!)–... En fin... ¿Quién es el primero?
(*) Eufemismo.(Del lat. euphemismus, y este del gr. εὐφημισμός). Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. (Diccionario de la RAE)