jueves, 25 de febrero de 2010

PARA MATAR EL HAMBRE



Lo dicho, que para matar el hambre no hay nada mejor que la fabricación y el comercio de armas: matamos el hambre en los países fabricantes con los pingües beneficios que se obtienen, y matamos el hambre y de paso algún que otro hambriento en los países compradores (muchos de ellos empobrecidos y en conflicto); se pierden consumidores finales pero se gana en emoción.
Fuera de cachondeo, ¿hay algo más inmoral que fabricar armas? En mi ciudad se escandaliza el personal porque hay prostitutas en los arcenes, pero, que yo sepa, nadie ha levantado la voz por tener de vecinos a esta multinacional tan "Dynamics".
Algunos datos:
"Comercio de Armas en España: una ley con agujeros"
El comercio de armas: datos y cifras clave
Materiales sobre el control de armas
España es el octavo país exportador de armamento pesado